El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio >> Acerca de >> Historia >>

HISTORIA DE LA FACULTAD DE AGROBIOLOGÍA

“PRESIDENTE JUÁREZ”

En febrero de 1956, como parte del Plan Cultural de la Comisión del Tepalcatepec, de la que fuera Vocal Ejecutivo el expresidente Lázaro Cárdenas del Río, y con la participación del grupo de trabajo que lo apoyaba, destacando el Profr. Roberto Reyes Pérez y de personas altruistas de la ciudad, fue fundada la Escuela Vocacional de Agrobiología “Licenciado Benito Juárez”.

La visión de la ubicación en la ciudad de Uruapan, área de transición dinámica de las diferentes regiones ecológicas y agrícolas del estado, no fue un hecho que se diera al azar, obedeció a una estrategia de desarrollo  regional; se buscaba formar en ella los cuadros técnicos indispensables para impulsar el desarrollo de las regiones hortofrutícolas de mayor impacto económico, como el Valle de Apatzingán, así como las zonas marginadas de la Sierra Purhépecha.

         El 30 de noviembre de 1961, en sesión ordinaria del Consejo Universitario de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, se aprobó la conformación de la Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”, con la profesión de Ingeniero Agrónomo en las especialidades de Parasitología Agrícola, Fitomejorador y Zootecnista y planes de estudio con una duración de cinco años, como corresponde al nivel de licenciatura. El director y gran impulsor de la institución en ese tiempo fue el Ing. Eduardo Limón García.

         Como en esa época en la ciudad de Uruapan no existían escuelas preparatorias, al desaparecer la escuela vocacional, se crea la necesidad de fundar una, que formara a los alumnos que habrían de inscribirse en la naciente institución de educación superior (la primera en la ciudad), es entonces, cuando el Profesor Roberto Reyes Pérez y otros profesores, fundan la Escuela  Preparatoria “Lic. Eduardo Ruíz”.

         En 1975, se realiza la modificación de los planes y programas de estudio y se cambia el plan anual por semestral; en 1976 se aprueba la puesta en marcha de la especialidad de Bosques. Es en los setentas también, cuando por iniciativa de maestros de la Facultad  se crea en la misma, la Escuela de Ciencias Agropecuarias, ahora Escuela Preparatoria “Lázaro Cárdenas”.
         Al cumplirse 25 años de existencia de la Facultad, un grupo de  egresados organizan el Primer Congreso Nacional de Egresados de la Facultad de Agrobiología y nace entonces la iniciativa de fundar la Asociación Nacional de Egresados de la Facultad de Agrobiología, ahora IAEFA (Ingenieros Agrónomos Egresados de la Facultad de Agrobiología).

En 1981, se conforma y establece la especialidad de Fruticultura, como respuesta a una necesidad creada por el creciente desarrollo frutícola regional y estatal, destacando la “fiebre aguacatera”, es decir, el incremento de las plantaciones del cultivo de aguacate a niveles masivos.

         Los trabajos realizados por el maestro Ramón Martínez Barrera y otros investigadores de la Facultad y del INIFAP, sirvieron como base técnica para lograr que México y en especial el estado de Michoacán, pudiera exportar aguacate a los Estados Unidos de América, después de más de 80 años de tener cerrada la frontera por impedimentos de diversa índole, en especial por aspectos fitosanitarios. Por esta razón, con motivo de la apertura para la exportación del aguacate mexicano a los Estados Unidos de América, la Facultad de Agrobiología fue objeto de un reconocimiento especial; el 5 de noviembre de 1997, en el acto en el que se dio el banderazo de salida a los primeros contenedores que transportaron aguacate hacia el país vecino; se le entregó públicamente un "reconocimiento por su invaluable apoyo a los productores de aguacate del estado de Michoacán", firmado por el Gobernador Constitucional del estado y el titular de la Secretaría de Agricultura Ganadería y Desarrollo Rural. Es importante destacar, que Agrobiología ha sido protagonista de primer nivel a través de sus profesores y egresados, de la introducción y desarrollo tecnológico en la región, de cultivos como la macadamia, zarzamora, frambuesa y arándano, entre otros.

         Actualmente la Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez” cuenta desde el 2009, con el Nivel 1 otorgado por el Comité Interinstitucional para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES); con un Plan de Desarrollo 2011-2020, acorde con el Plan de Desarrollo Institucional de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; con un Modelo Educativo centrado en el estudiante y un Plan de Estudios, integral, flexible, con asignaturas ambientales debidamente seriadas, permite la movilidad estudiantil e incorpora el servicio social y las prácticas profesionales a la curricula de su Programa Educativo de Ingeniero Agrónomo con cinco orientaciones: Bosques, Fitomejoramiento, Fruticultura, Parasitología y Zootecnia. A nivel de posgrado, la Facultad participa en el Programa Institucional de Maestría en Ciencias Biológicas de la UMSNH, con ocho profesores de tiempo completo, todos con grado de doctor y perfil PROMEP reconocido, este programa está registrado en el Padrón Nacional de Posgrados (PNP) y en el Programa Nacional de Posgrado de Calidad (PNPC).

Esta dependencia de la UMSNH tiene un impacto estratégico en el sector de producción en el Estado de Michoacán y en el país y sus egresados prestan sus servicios con éxito en prácticamente todos los estados de la república. Ha organizado y se ha convertido en sede de eventos nacionales e internacionales y tiene convenios con instituciones de investigación, empresas, asociaciones y dependencias oficiales en México y otros países.   

Así, la Facultad de Agrobiología camina con pie firme, consciente de que aún le quedan muchas cosas por hacer, que de ninguna manera tiene el futuro resuelto, dispuesta siempre a enfrentar los nuevos retos, pero sobre todo segura de que con el trabajo y la participación de  maestros, alumnos, egresados, empleados y autoridades, seguirá formando agrónomos, haciendo investigación útil para la sociedad y difundiendo la cultura, orgullosa siempre de su pasado, pero con los ojos puestos en un mejor futuro para todos.

 

(Responsable de la información: Dra. Ana Elizabeth Bárcenas Ortega)